El Predictive Analytics World (PAW) for Industry 4.0 se celebró los días 11 y 12 de mayo de 2020.  Se trata de la principal conferencia independiente de proveedores para el aprendizaje automático aplicado para la Industria 4.0, donde se reúnen usuarios profesionales, decisores y expertos en análisis predictivo para descubrir y debatir las últimas tendencias y tecnologías en aprendizaje automático y profundo para la era del internet de las cosas y la inteligencia artificial.

Originalmente, la conferencia estaba prevista como evento físico en Múnich.  Dada la situación mundial actual, el organizador trasladó el evento al espacio virtual.  ¡Y con gran éxito!  “La conferencia se trasladó al espacio virtual, pero no ha perdido ni un ápice de su cercanía personal.  Incluso hubo ponentes de India y Michigan.  Nunca había sido tan fácil reunir a gente de todo el mundo sin perder una gran cantidad de tiempo y dinero”, señala Yannik Henke, entusiasmado por el evento.

TecAlliance fue una de las 17 empresas seleccionadas en el Predictive Analytics World for Industry 4.0 para presentar su caso de estudio, titulado “Cómo ha construido TecAlliance un sistema de recomendación B2B para el mercado posventa del automóvil”, junto a empresas como Bosch, BCG y el aeropuerto de Múnich.  El Dr. Bartosch Belkius, Vicepresidente de Analítica, y Yannik Henke, estudiante de grado en Ciencias (informática empresarial), expusieron en su ponencia cómo TecAlliance ha creado un sistema de recomendación B2B para el mercado posventa del automóvil.  La base son datos de análisis de la red como parte de un análisis de asociación.  En Amazon, este sistema de recomendación funciona muy bien.  Los desafíos de una adaptación al mercado posventa del automóvil radican en la complejidad de los productos comercializados en este mercado.  Además, los resultados mostrados tienen que coincidir explícitamente con el vehículo utilizado en la búsqueda.  El análisis de asociación para bienes de consumo es mucho más sencillo.  Los dos expertos en análisis han superado brillantemente este desafío, ofreciendo a los talleres unas ventajas considerables.  Esto se debe a que ya no tienen que buscar manualmente entre los elementos relacionados, sino que reciben una propuesta de elementos similares muy buscados y que están relacionados con el que se muestra.  En definitiva, esto conlleva un extraordinario ahorro de tiempo y un mejor diseño de los procesos.

Fuera de las sesiones, todos los participantes tuvieron la oportunidad de hablar con otros asistentes, oradores y patrocinadores, así como organizar reuniones individuales.  Para ello, solo tuvieron que visitar sus perfiles en la aplicación de móvil, enviarles un mensaje de texto o acordar una franja horaria para una videollamada privada (a través de su propio enlace de Zoom, Google Hangouts, Microsoft Teams, etc.).  También había un tablón de anuncios comunitario donde la gente publicaba y discutía diversos temas.  Por lo tanto, pese a haberse pasado al espacio virtual, los organizadores han logrado promover un trabajo en red proactivo y mantener un ambiente cercano.

“La noche del domingo previo a la conferencia, todos los ponentes se reunieron virtualmente y juntos brindaron por un evento exitoso; eso sí, a través de la pantalla. Uno se sentía plenamente acogido.  El moderador había preparado una presentación muy personal para cada ponente, que encajaba perfectamente con el contenido de la presentación.  “Me ha encantado”, afirma el Dr. Bartosch Belkius, recordando el ambiente vivido durante los días de la conferencia.