Revisión de primavera, revisión de cambio de neumáticos, revisión de vacaciones y mucho más: con un total de nueve listas de revisiones claras, TecAlliance ayuda al taller en su frenético día a día a planificar y ejecutar correctamente todos los trabajos, fidelizar a los clientes a largo plazo y, además, generar facturación adicional.

La solución Repair and Maintenance Information (RMI), integrada también en el TecDoc Catalogue 3.0, contiene una serie de listas de revisión sobre diferentes temas, que permiten a los talleres ofrecer a sus clientes un asesoramiento y una transparencia óptimos, generando de este modo confianza. Si al realizar la revisión se detectan deficiencias que deben corregirse, por ejemplo, reponer líquidos o sustituir piezas de desgaste, puede generarse una facturación directa adicional.

Revisión de cambio de neumáticos: no olvidar las baterías de los sensores TPMS

Al realizar la revisión del cambio de neumáticos, se comprobará, por ejemplo, el perfil, el estado y la seguridad de los neumáticos a montar y también el sistema de control de presión de los neumáticos (TPMS). También se controlarán las baterías de los sensores TPMS, a fin de evitar errores. Adicionalmente se revisará el juego de neumáticos desmontado. De este modo, en caso necesario, podrán pedirse a tiempo neumáticos nuevos, para que en la próxima temporada todo vaya sobre ruedas.

Revisión de primavera: no olvidar el aire acondicionado

En la revisión de primavera se inspeccionarán el exterior, el interior y los bajos del vehículo, p. ej. el nivel de líquido limpiaparabrisas, aceite, líquido de frenos, etc., así como el estado de la batería, el material de seguridad y el botiquín, el limpiaparabrisas, el sistema de frenado, la dirección y mucho más.

Otro aspecto importante es la comprobación del aire acondicionado, que debe efectuarse cada dos años, ya que quien mantiene la cabeza fría en verano conducirá con más seguridad.

La pieza central de cada sistema de aire acondicionado es un circuito de refrigerante cerrado. Debido a la presión a la que se somete el sistema en su conjunto, todos los conductos, juntas y conexiones deben ser perfectamente herméticos para evitar fugas y posibles pérdidas de refrigerante. Pero incluso sin que existan fugas, por los tubos y las juntas se pierden cada año algunos gramos de refrigerante, lo que conlleva una lenta pérdida de rendimiento del aire acondicionado.

También se recomienda efectuar una desinfección periódica del sistema de aire acondicionado, dado que en el evaporador pueden acumularse moho, bacterias y microorganismos, que originan olores desagradables y afectan a la salud, en especial en personas con alergias.

Listas de revisión para fidelizar clientes

Junto a las dos mencionadas listas de revisión, la RMI ayuda a los talleres con otras listas sobre los siguientes temas: revisión de frenos, revisión de recepción directa, revisión de control final, alineación preventiva de la dirección, revisión de vacaciones, revisión de capota y revisión de invierno.

Después de cada revisión, el trabajador del taller entrega al cliente un resumen que refleja de un vistazo los trabajos realizados, transmitiendo de este modo al cliente esa agradable sensación de poder confiar plenamente en su taller.

Consulte también nuestro Centro de talleres con informaciones interesantes, ejemplos de buenas prácticas y entrevistas con expertos, o contacte con nosotros para obtener más información sobre RMI.